Esta página usa galletas (cookies) para facilitar la navegación.
Saber más...

Documentación de interés

En este apartado publicaré periódiamente información diversa relacionada con cuestiones de actualidad en el ámbito del Derecho Laboral y de la Seguridad Social, como referencias a sentencias que dan solución a cuestiones controvertidas, resúmenes de noticias de prensa, etc.

 

12-08-2015

 

SENTENCIA DEL TSJ DE MADRID SOBRE DISCRIMINACIÓN LABORAL POR MOTIVOS DE GÉNERO. EXIGENCIA DE DETERMINADAS CONDICIONES EN EL TRABAJO

 

El tema de la vestimenta en el trabajo ha originado un nuevo pronunciamiento judicial. El caso enjuiciado es el de una trabajadora que prestaba servicios como guía en Patrimonio Nacional que se negó a vestir el uniforme y llevar zapatos de tacón tal como le exigía la empresa. Como consecuencia, la empresa la impuso una sanción de suspensión de empleo y sueldo durante 6 meses como medida sancionadora.

La trabajadora interesa la nulidad de la sanción por la falta de trato igualitaria entre hombres y mujeres arguyendo que la empresa no ha respectado la dignidad laboral como mujeres, no teniendo que soportar unas faldas cortas, blusas que transparentan la ropa interior y calzado con tacón alto cuando su trabajo requiere plena bipedestación, cuando los trabajadores masculinos disponen de calzado plano, sus camisas no son transparentes y usan pantalones, por lo que interesaba la nulidad por la falta de trato igualitaria entre hombres y mujeres. La normativa aludida es el artículo 14 de la Constitución, los artículos 3, 4, 5 y 6 de la Ley Orgánica 3/2007 y el artículo 17.1 del Estatuto de los Trabajadores, así como la doctrina jurisprudencial del Tribunal Supremo.

En su razonamiento, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid argumenta que obligar a las mujeres a llevar tacones en el trabajo mientras que los hombres que realizan las mismas funciones pueden usar zapato plano es una distinción vinculada al sexo y, por lo tanto, una actitud empresarial que no resulta objetivamente justificada y por ello discriminatoria.Asimismo, establece que el uso de zapatos de tacón es innecesario y no solo no aporta ningún beneficio ni ventaja, sino que, por el contrario, puede perjudicar la salud de las trabajadoras, dado que si les resultan incómodos, eso puede traducirse en cansancio, cuando llevan varias horas de pie, y en lesiones, pudiendo llegar a repercutir en su rendimiento y en la atención al público.

Como matización, el TSJ establece que, aunque considere que concurren motivos de discriminación por razón de género que no admiten motivación, no significa que no se considere totalmente digno el uso de zapatos de tacón por parte de aquellas trabajadoras que puedan encontrarse cómodas con él ya que lo que resulta esencial es que la empresa dé la opción de usar zapatos de iguales características que los de los uniformes de los varones y no imponga a las trabajadoras por razón de género uniformes que puedan resultar inadecuados.

A partir de las constataciones anteriores, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha decidido anular la sanción de seis meses de suspensión de empleo y sueldo que la empresa impuso a la trabajadora por negarse a utilizar la vestimenta correspondiente.

 

Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid de 17 de marzo de 2015.